Mira a tu alrededor:


 

  • Datos: En primer lugar establecemos con el cliente qué tipo de datos quiere utilizar en su nuevo y futuro software. Se van desgranando los datos, según su tipología y su uso. A partir de ahí se desarrolla una primera versión beta.

 

  • Extensión: El cliente informa de cuantos puestos de trabajo requiere y qué información manejará cada PC, MAC o iPad, en función de su cargo.

 

  • Presentaciones: Es uno de los pasos más meticulosos y en el que se precisa más tiempo. Aquí se definen todas las pantallas que el usuario necesita para administrar todos los datos. También las impresiones y comunicaciones com fax, mail, etc.